Qué ver en Guimarães en dos días

Guimarães es una ciudad situada en la Región Norte de Portugal; su casco histórico está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por ser un «ejemplo excepcional de transformación de una población medieval en ciudad moderna» (UNESCO). En el centro de la ciudad se conserva un número sorprendente de edificios civiles y religiosos construidos entre los siglos XV y XIX que permiten apreciar la evolución de la arquitectura portuguesa en esos siglos. El centro de la ciudad se desarrolló a los pies de sus monumentos más singulares, el Palacio de los Duques de Braganza y el Castillo, por lo que los puntos de interés de la ciudad pueden recorrerse perfectamente a pie.

Esta es una selección de lo que no puedes perderte en un viaje de dos días a Guimarães.

Palacio de los Duques de Braganza y Castillo de Guimarães

El Palacio de los Duques de Braganza es un edificio singular con una historia sorprendente. Fue construido en el siglo XV por el primer Duque de Braganza con motivo de sus segundas nupcias. Abandonado en siglos posteriores, fue objeto de una ambiciosa y polémica restauración durante la dictadura de Salazar, pasando a ser residencia oficial de la jefatura de estado en el norte de Portugal. En la actualidad cuenta con un museo en el que el edificio es protagonista; la pieza más singular es posiblemente el techo del salón de banquetes, en forma de barco invertido.

El Castillo de Guimarães se construyó en el siglo X, cuando la población se denominaba Vimaranes. Fue ampliado y reforzado en el siglo XIII, al consolidarse Portugal como un reino independiente. Catalogado como Monumento Nacional, fue elegido en una votación popular como una de las Siete Maravillas de Portugal.

Ambos monumentos abren sus puertas de lunes a domingo en horario de 10:00 a 18:00. El precio de la entrada para visitar el Palacio es de 5€. La entrada para visitar el Castillo tiene un precio de 2€. Se puede adquirir una entrada conjunta para visitar ambos monumentos por 6€.

Subir en teleférico al Santuario de la Penha

El Santuario de la Penha se encuentra situado en el monte del mismo nombre, que es el punto más elevado de Guimarães (617 m s. n. m.); las vistas de la ciudad desde este lugar son inmejorables. En torno al santuario se ha desarrollado un complejo de ocio para todos los públicos al que se puede acceder en teleférico o en coche (existen varios aparcamientos gratuitos).

Santuario de la Penha

Se trata de un espacio natural en el que practicar distintas actividades como circuitos de BTT, minigolf, tren turístico o rutas de senderismo. Existen opciones de alojamiento que van desde el cámping hasta el hotel; la zona cuenta también con varios establecimientos de restauración.

El teleférico y el tren turístico son dos servicios muy recomendables si viajas con niños. Los precios del teleférico son los siguientes:

Ida y vueltaSólo ida
Adulto (+12 años)7,5 €4 €
Niños (6-11 años)3,5 €2 €
Niños (0-5 años)GratisGratis

Recorrer el Centro Histórico de Guimarães

Guimarães tiene un casco histórico medieval caracterizado por una trama urbana diversificada, pero con una gran unidad formal en su conjunto que le ha valido la declaración de Patrimonio de la Humanidad. En un paseo por sus calles podemos ver casas nobles del siglo XVI o viviendas comunes del siglo XVII, con dos o tres plantas en función de la calidad de los materiales de construcción empleados. A partir del siglo XVIII los azulejos cobran protagonismo y cubren las fachadas de los edificios, aunque en las casas nobles se mantiene la piedra como material principal.

El centro histórico de Guimarães nos acerca a la evolución del urbanismo en Portugal, íntimamente ligada al desarrollo de su identidad nacional.

Calle de Santa María, en el centro histórico de Guimarães
Vista de la Calle Santa María de Guimarães, un rincón congelado en el tiempo

Plaza de Oliveira y templete del Salado

La Plaza de Oliveira, en el corazón de Guimarães, alberga uno de los monumentos más singulares y fotografiados de la ciudad, el templete gótico que conmemora la batalla del Salado (1340). Está situado a las puertas de la iglesia de Nuestra Señora de Oliveira, reedificada a finales del siglo XIV en conmemoración de otra batalla, la de Aljubarrota. Originalmente la iglesia formaba parte de un convento; en el claustro, situado a unos metros, puede visitarse el Museo Alberto Sampaio, que alberga una valiosa colección de obras de arte entre las que llaman la atención el gambesón que Juan I de Portugal utilizó en la citada batalla de la Aljubarrota y el tríptico de la Natividad, una delicada pieza de orfebrería fechada entre los siglos XIV y XV.

Durante los meses de primavera y verano la plaza se llena de terrazas en las que disfrutar de la gastronomía local durante el día y de los mejores cócteles por la noche.

Templete gótico de la Plaza de Oliveira (Padrão do Salado)
Padrão do Salado, el templete gótico en la Plaza de Oliveira de Guimarães

Plaza del Toural: aquí nació Portugal

La Plaza del Toural era originalmente un mercado de ganado y otros bienes, de ahí que sea una de las más amplias del centro histórico de Guimarães. Fue reformada por completo en el siglo XIX y se diría que el tiempo se paró justo tras la reforma. En la zona hay cafeterías y comercios tradicionales como la Sombrerería Júpiter, que lleva más de 100 años abierta al público en el mismo local.

Una de las fotografías que no pueden faltar en tu escapada a Guimarães es la del lienzo de muralla que conmemora el nacimiento de Portugal con la leyenda «Aqui nasceu Portugal«.

Plaza del Toural

Iglesia de la Consolación y jardines de la Plaza de Brasil

Construida en el siglo XVIII y de estilo barroco, en el siglo XIX se añadirían sus características torres. La visita al interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación es gratuita en el siguiente horario: de lunes a sábado de 7:30 a 12:00 y de 15:00 a 17:00, y los domingos de 7:30 a 12:00.

Tanto la iglesia como los jardines de la Plaza de Brasil cuentan con iluminación nocturna, una grata sorpresa cuando sales a cenar por los alrededores. Los jardines están excepcionalmente bien cuidados, algo que ocurre siempre en Portugal y que es obligado mencionar.

Jardines de la Plaza de Brasil e Iglesia de la Consolación

Centro Internacional de las Artes José de Guimarães

El Centro Internacional de las Artes José de Guimarães (CIAJG) es uno de los espacios culturales de referencia en la ciudad. Cuenta con una colección permanente de arte de diferentes épocas y culturas que entra en diálogo con las exposiciones temporales de artistas contemporáneos. Otros espacios en los que acercarse a la cultura local son el Centro Cultural Vila Flor (CCVF), ubicado en un imponente palacio del siglo XVIII, o la Casa de la Memoria de Guimarães (CDMG).

CIAJG - Centro Internacional de las Artes José de Guimarães
Centro Internacional de las Artes José de Guimarães (CIAJG)

Monasterio de Santa Marinha da Costa

El Monasterio de Santa Marinha da Costa, situado a las afueras de Guimarães, fue fundado en el siglo XII por orden de la primera reina de Portugal, Doña Mafalda. Se reconstruyó por completo en el siglo XVI y en la actualidad forma parte de la red de Pousadas de Portugal, una cadena de hoteles con encanto ubicados en edificios históricos similar a Paradores.

Estadio Dom Afonso Henriques

El Estadio Dom Afonso Henriques, con capacidad para unos 30.000 espectadores, alberga los partidos del equipo local, el Vitoria Sport Clube. Su afición está reconocida como una de las más fieles de Portugal, tanto por su apoyo en los partidos en su estadio como por sus masivos desplazamientos cuando el equipo juega fuera.

En el estadio se organizan también festivales de música y conciertos, lo que lo convierte en uno de los espacios de referencia de la vida cultural de la ciudad. Se encuentra situado muy cerca del centro y rodeado por amplias zonas verdes en las que destaca una estatua dedicada al primer rey de Portugal, que da nombre al recinto.

Estadio Dom Afonso Henriques

Comer en Casa Amarela

Guimarães es la capital etnográfica de la cuenca del Duero portuguesa. En su gastronomía es protagonista el bacalao, pero también las sardinas o la merluza. Entre las carnes sobresale la ternera. La repostería es de muy alta calidad. Y cuenta con una excelente carta de vinos tintos, blancos y verdes de la región.

La ciudad cuenta con varios restaurantes que cuidan con mimo la gastronomía típica local y portuguesa. Si he elegido uno en particular, Casa Amarela, es porque a un producto excelente añaden un trato excepcional. En las imágenes podéis ver un plato principal (bacalao al estilo de Casa Amarela con mousse de patata y verduras) y un postre (pasta filo rellena de crema de leche con helado de mandarina), pero no dejéis de probar sus croquetas de bacalao, que no llegaron a la foto.

Todas las fotografías son de N. Gracias.

Postales desde Tombuctú

Tombuctú es un destino rodeado de leyendas y de misterio, y su nombre se usa en ocasiones para referirse a cualquier lugar lejano y desconocido. La ciudad maliense, situada al sur del desierto del Sáhara, floreció como centro comercial en el siglo XV, y su importancia como metrópoli cultural y universitaria dentro del mundo islámico creció de forma paralela gracias a la Universidad de Tombuctú, integrada por tres madrasas. Era inevitable que su nombre llegara a oídos de los aventureros que en los siglos XVIII y XIX querían explorar el ancho mundo, aunque la entrada en la ciudad estaba prohibida a los no musulmanes. El francés René Caillié fue el primer europeo en llegar a Tombuctú y volver para contarlo, en 1829; solo tres europeos más lo lograron hasta 1890, entre ellos el español Cristóbal Benítez, autor de «Mi viaje por el interior de África» (1899).

En 2012 la organización terrorista AQMI tomó el control de Tombuctú, destruyendo buena parte de su patrimonio arquitectónico y de su legado cultural. Héroes locales como el «bibliotecario de Tombuctú» y sus decenas de colaboradores evitaron daños mucho más graves y salvaron en torno a 350.000 manuscritos históricos de los 400.000 que se conservaban en la ciudad (en inglés: «The rebel librarians who saved Timbuktu«). La operación, que algún día veremos en la gran pantalla, tuvo como protagonistas también a los guías turísticos de la ciudad, que desde la llegada de los terroristas han visto desaparecer su medio de vida.

Postales desde Tombuctú
Postales desde Tombuctú

Postales desde Tombuctú

Phil Paoletta viajó desde Estados Unidos a Ghana para cursar su segundo año de estudios universitarios. En 2010 dejó su trabajo como profesor en Washington para regresar a África occidental (cuando no está viajando vive a caballo entre Abidjan y Bamako); se gana la vida como escritor freelance, diseñando páginas web y con distintos negocios que ha emprendido en la zona. Junto a su amigo Ali, guía turístico al que conoció en Tombuctú en 2012, ha puesto en marcha Postales desde Tombuctú (web solo disponible en inglés).

Postales desde Tombuctú permite enviar una postal a familiares, a amigos o a uno mismo. Las posibilidades son casi infinitas, y el mensaje será completamente anónimo si no incluyes tu nombre o alguna pista. Los guías turísticos de Tombuctú transcriben a mano el mensaje elegido y la dirección del destinatario, ponen el sello y envían la postal desde la modesta oficina de correos de la ciudad maliense. Para que la sorpresa sea completa el plazo estimado de recepción es de unas tres semanas, y no hay forma de seguir el envío.

El 70% de los ingresos de la iniciativa llegan directamente a las 10 familias de la ciudad implicadas en el proyecto, y el 30% restante se reinvierte en la compra de postales y sellos, el mantenimiento de la página web, etc.

La historia la descubrí a través de Xavier Aldekoa, que escribió sobre la iniciativa para La Vanguardia, aunque su artículo, «Un beso desde Tombuctú», solo está disponible para suscriptores digitales del diario.

¿Vas a mandar una postal? ¿A quién? ¿Por qué? Cuéntanoslo en los comentarios, prometemos guardar el secreto 🙂

Vuelos a Islandia por 200 euros con Iberia Express

El 18 de junio de 2016 es la fecha elegida por Iberia Express para su primer vuelo a Islandia (MadridKeflavík). La ruta tendrá dos frecuencias semanales (salidas desde Madrid los martes y sábados, salidas desde Keflavík los miércoles y domingos). El precio comienza en 99 euros por trayecto para billetes de ida y vuelta, aunque para beneficiarse de esta tarifa habrá que reservar con antelación y ser flexibles con las fechas.

El Aeropuerto Internacional de Keflavík es el más importante de Islandia, ya que el Aeropuerto de Reikiavik solo ofrece vuelos domésticos y alguna conexión con Groenlandia o las Islas Feroe. Keflavík es una ciudad islandesa de solo 15.000 habitantes, y situada a unos 50 kilómetros de Reikiavik. Alquilar un coche en Islandia durante 8 días cuesta un mínimo de 550 euros, aunque para recorrer el famoso anillo islandés es recomendable alquilar un coche más potente que un utilitario básico.

Islandia no es un destino, es una aventura. Reservas naturales, la abundancia de aguas termales o formaciones geológicas singulares convierten a Islandia en el escenario perfecto para disfrutar del turismo activo: esquí de fondo, equitación, rutas en bicicleta o natación (el agua de las piscinas mantiene una temperatura mínima de 27 grados… durante todo el año). La gastronomía islandesa gira en torno al pescado, aunque el cordero cuenta también con su cuota de protagonismo.

Más información: nota de prensa de Iberia Express. Web oficial de turismo de Islandia.

Alabama Booksmith, la librería que solo vende libros firmados

Alabama Bookstore, la libreria que solo vende libros firmados
Imagen: alabamabooksmith.com

Alabama Booskmith es conocida por ser la librería que solo vende libros firmados. Uno de los mejores activos de la librería es su local, adquirido en 1999 y que les ha permitido olvidarse de los vaivenes de los alquileres. El emplazamiento no es el mejor de Birmingham (Alabama), y nadie llega al fondo del callejón sin salida en el que se encuentra por casualidad. Sin la posibilidad de atraer a clientes ocasionales, han explotado de forma magistral algo que ninguna otra librería ofrece: libros firmados al precio de venta habitual. Y la fórmula funciona, tanto en la librería como por suscripción: cientos de clientes reciben mensualmente en su domicilio el libro elegido, que llega ya firmado, siempre en tapa dura, solo primeras ediciones. Su Signed First Editions Club está integrado por coleccionistas y bibliófilos que ven crecer su biblioteca de libros firmados. Algunos se revalorizan muy rápido, otros caen en el olvido con la misma velocidad…

En las estanterías de Alabama Booksmith llama la atención que se ven todas las portadas. Autores como Neil Gaiman o Kazuo Ishiguro conviven con la obra de autores locales. Hay un espacio singular, reservado a ejemplares únicos, pero muchos de los títulos que tienen a la venta son novedades con semanas en el mercado.

Alabama Booksmith puede ser una excentricidad, o una librería más para algunos. Para mi es una buena razón para incluir Birmingham (Alabama) en mi lista de destinos. El hallazgo se lo debo a uno de mis blogs de viajes favoritos, Atlas Obscura; podéis leer su artículo, en inglés, aquí: This adorable Alabama bookstore only sells signed copies.

Castillo de Reichsburg, en Cochem (Alemania)

Castillo de Reichsburg en CochemLa mejor forma de descubrir el Castillo de Reichsburg, en Cochem es llegando desde Valwig, por la carretera que sigue el curso del río Mosela. Cochem es una pequeña ciudad medieval conocida por sus vinos y por su castillo, cuyos orígenes se remontan al siglo XI y que acoge banquetes medievales y otros eventos que lo convierten en referencia inexcusable en el valle del Mosela y en toda la comarca.

El Castillo de Reichsburg, de estilo gótico tardío, se asienta sobre un promontorio que le otorga una posición privilegiada en su entorno. La excelente ubicación sobre un barranco convierte a sus torres y almenas en miradores que elevan al visitante más de 100 metros sobre la ciudad y sobre el río. Las vistas del valle son singularmente bellas en primavera y a comienzos del otoño, en la época de la vendimia.

La visita guiada al Castillo de Reichsburg se puede completar los viernes y sábados con una cena medieval por un precio total de 49 euros por persona (la cena es en horario alemán, a las 19:00 los viernes y a las 18:00 los sábados); el evento dura unas cuatro horas, amenizadas con recreaciones de la vida en el castillo y con vino de la tierra. Las entradas para la visita guiada cuestan 6 euros para los adultos y 3 para los niños. Hay muchas otras opciones y tours, desde cenas rústicas para grupos de 25 o más personas (23 euros por persona) hasta tours fantasmas que acceden a zonas como la cámara de torturas, que no se ven en las visitas guiadas convencionales (precios variables en función del número de personas y de la época del año).

Cochem es uno de los destinos de interior favoritos de los alemanes. Su casco histórico parece una postal, y pasear por sus calles nos devuelve a un tiempo pasado. La página web de turismo de la comarca está disponible en español (http://www.ferienland-cochem.de), y ofrece toda la información necesaria para descubrir una de las zonas más bonitas de Alemania. La ciudad está situada a una hora en coche de Bonn, a una hora y media Colonia o de Luxemburgo, y a menos de dos horas de Frankfurt.

Casco histórico de Cochem

Cinco escapadas para el puente del Pilar

Cinco escapadas para el puente del Pilar, con planes para todos: turismo rural en Guadalajara, senderismo por bosques y montañas de León, otra vuelta de tuerca a Oporto, una de las ciudades de moda en Europa, surf para toda la familia en el Algarve, fin de semana de compras en Madrid… ¿Tienes alguna propuesta más?

Playa de Amado
La playa de Amado es ideal para aprender a hacer surf

  1. Piérdete en Molina de Aragón: esta pequeña ciudad monumental de Guadalajara es una perfecta desconocida para casi toda España. Su estructura urbana debe mucho a la época convulsa que en sus tierras fue la Reconquista, y las tropas francesas arrasaron en el siglo XIX parte de su patrimonio en represalia por su feroz resistencia al invasor. Su castillo y muralla y el patrimonio civil y religioso que atesora la convierten en una joya de obligada visita. Su ubicación geográfica, lejos de casi todo, la convierte además en un destino ideal para perderse y descansar, para disfrutar del turismo rural de verdad en una comarca que esconde tesoros geológicos como la cueva de los Casares.
  2. Otoño en los bosques de León: desde Picos de Europa hasta el Bierzo pasando por Babia o la Reserva de la Biosfera de los Argüellos, en los bosques leoneses se encuentran los últimos reductos del oso pardo y del urogallo. Una de las mejores épocas del año para recorrer la zona es el otoño, cuando sus  robles y hayas tiñen el horizonte de naranja. El faedo de Ciñera o el bosque de Hormas son muy conocidos, pero hay muchos otros bosques que bien merecen una escapada, como el acebal de Valverán.
  3. Oporto: la capital lusa del vino es una sombra de lo que fue, y las secuelas de la crisis se ven casi en cada esquina. The Worst Tours ofrece cuatro recorridos para conocer la otra cara de Oporto, la que nunca verás en una guía de viajes. ¿Hay alguna forma mejor de conocer de verdad una ciudad? Lo ideal es hacer el tour cuanto antes, pues los guías os darán pistas para seguir descubriendo Oporto durante vuestra estancia. Los tours están disponibles en inglés y en portugués, aunque para un hablante de español no debería ser muy complicado entender estos últimos, y los guías se esforzarán siempre en adaptar el recorrido y las explicaciones a cada grupo. En la otra orilla del Duero se encuentra Vila Nova de Gaia; no dejéis de dar un paseo por la ribera para descubrir sus bodegas y restaurantes.
  4. Surf en el Algarve: las playas del Algarve ofrecen muy buenas condiciones para la práctica del surf. Si todavía no conoces la zona Aljezur puede ser un buen destino, las playas de este pequeño municipio son muy conocidas entre los amantes del surf. Varias escuelas de surf ofrecen sus servicios en la playa de Amado, todos los días de mayo a octubre, y para todos los públicos. Por lo que se refiere al alojamiento, en la zona encontrarás desde albergues juveniles hasta hoteles de tres y cuatro estrellas.
  5. De compras en Madrid: con zonas y barrios para todos los gustos, Madrid es la capital española del shopping. Desde Malasaña o Fuencarral hasta el barrio de Salamanca pasando por sus numerosos centros comerciales, las opciones son infinitas. Y a 20 kilómetros de Madrid, muy cerca de la A-6, se encuentra Las Rozas Village, el mayor outlet de España. Cuando la tarjeta de crédito esté agotada es hora de conocer la otra cara de la ciudad, el Madrid de los teatros, el del Museo del Prado

Osos pardos en libertad

Oso pardoEl oso pardo es una de las especies más amenazadas de la Península Ibérica. Su población se concentra en la Cordillera Cantábrica, fundamentalmente entre las provincias de León y Asturias, y en Pirineos, aunque solo una de las poblaciones asturleonesas es viable (cuenta con unos 200 ejemplares).

El trabajo que ha desarrollado en los últimos años la Fundación Oso Pardo ha permitido una leve recuperación de la especie, y el objetivo es que las dos poblaciones de la Cordillera Cantábrica lleguen a unirse para garantizar una diversidad genética lo más amplia posible.

La formación y la educación ambiental forman parte del programa para la conservación de la especie, y la mejor forma de conocer al oso pardo es observarlo en su hábitat. La primavera y el otoño son las mejores épocas para ver osos pardos en plena naturaleza. Más que pájaros cuenta con guías profesionales y organiza salidas para observar al oso pardo en libertad, siempre en grupos reducidos para no interferir en el comportamiento de los animales.

Más que pájaros organiza otras actividades con la naturaleza como denominador común; lo más espectacular de su programa es quizá la Travesía por Picos de Europa, que en 2015 llega a su tercera edición y que permite disfrutar de los paisajes y la fauna de alta montaña de la mano de guías especializados.

Cinco ciudades con encanto

Hoy dedicamos unas líneas a cinco ciudades con encanto; son cinco ciudades pequeñas, pero que conservan un rico patrimonio y que invitan a descubrirlas en cualquier época del año.

Palacio de Gaudí Astorga
Palacio Episcopal de Gaudí, en Astorga. Imagen de José Luis Cernadas Iglesias (licencia).

Astorga (León): fundada por César Augusto en el año 14 a. C., fue una de las primeras sedes episcopales de la Hispania romana. Conoció sus épocas de mayor esplendor bajo la dominación romana y con el apogeo de la industria chocolatera a finales del siglo XIX y principios del XX. La Ruta Romana y el Museo del Chocolate se unen a su larga lista de patrimonio: el Palacio Episcopal de Gaudí, la Catedral, las murallas (y la brecha que dejó en ellas la Guerra de la Independencia), el Ayuntamiento y su Plaza Mayor, la casa de los Panero, la iglesia modernista de San Andrés… El Camino de Santiago y la Vía de la Plata confluyen en sus calles. Su Semana Santa, en la que casi la mitad de sus habitantes participan como cofrades, atrae a miles de personas cada año. El último fin de semana de julio acoge una fiesta con mucha historia, Astures y Romanos, y su festival de cortos es uno de los más veteranos del noroeste y una cita imprescindible en la primera quincena de septiembre. No se puede visitar Astorga sin probar el cocido maragato, su cecina y sus embutidos, sus dulces típicos (mantecadas, hojaldres, merles…) y su chocolate.

Catedral de Ciudad Rodrigo
Catedral de Ciudad Rodrigo. Imagen de Wikipediax.

Ciudad Rodrigo (Salamanca): de origen prerromano, la repoblación por Fernando II de León durante la Reconquista la dotó de su primera muralla. Su ubicación estratégica la convirtió en sede episcopal y su desarrollo se explica en buena medida gracias a su íntimo enemigo, Portugal. En el siglo XIV se construyó su castillo, reformado en los siglos XV y XVI; en la actualidad alberga un Parador Nacional. Conoció su esplendor durante los siglos XV y XVI, y en el siglo XVIII se construyeron los baluartes de su muralla, convirtiéndola en una fortificación que probaría su eficacia durante la Guerra de la Independencia. El Carnaval del Toro y la Semana Santa son dos de las celebraciones más arraigadas en Ciudad Rodrigo, que cada Sábado Santo acoge la Fiesta de la Charrada, un encuentro folclórico charro-portugués. No puedes dejar de probar los huevos fritos con farinato (el farinato es un embutido típico de la zona).

Ciudadela de Jaca
Vista aérea de la ciudadela de Jaca. Imagen de Wikipedia.

Jaca (Huesca): capital de los iacetanos en época prerromana, su conquista e integración en el Imperio (año 194 a. C.) la convirtió en una próspera ciudad romana hasta su decadencia en el siglo III. En el siglo XI fue la primera capital del Reino de Aragón; de esta época es su Catedral románica. En el siglo XVI se construye la Ciudadela de Jaca, magnífico ejemplo de arquitectura militar. Jaca acoge el Festival Folclórico de los Pirineos los años impares, y el Festival Internacional en el Camino de Santiago, un certamen de música antigua, cada mes de agosto. La proximidad de los Pirineos y el Pabellón de Hielo de Jaca la convierten en capital española de los deportes de invierno. La gastronomía de Jaca está marcada por la cultura ganadera, siendo el cordero el gran protagonista.

Plaza Mayor de Sigüenza
Plaza Mayor de Sigüenza. Imagen: de.wikipedia.org.

Sigüenza (Guadalajara): de origen prerromano, su ubicación le dio cierto protagonismo en época romana, aunque su auge llegaría tras la reconquista, en el siglo XII, época en la que se convertiría en sede episcopal. Su patrimonio comienza por la Catedral de Santa María (que alberga la estatua yacente del Doncel de Sigüenza), el Castillo (hoy Parador), el Palacio Episcopal, las murallas, la casa del Doncel, la Plaza Mayor, las iglesias, ermitas y capillas de la ciudad…

Cúpula de la Catedral de Tarazona
Cúpula de la Catedral de Tarazona. Imagen de Miguel Ángel García (licencia).

Tarazona (Zaragoza): su ubicación en la frontera de los reinos de Aragón, Castilla y Navarra la convirtió en objeto de deseo, pero también la dotó de un singular estatus de enclave comercial y diplomático (su diócesis, establecida en el siglo V, abarcaba territorios de los tres reinos). La Catedral de Nuestra Señora de Huerta fue una de las primeras catedrales góticas de España; la Casa Consistorial (siglo XVI), el Palacio Episcopal, las murallas o la Plaza de Toros Vieja (que es, curiosamente, una plaza) son algunos de los monumentos que valieron a Tarazona el reconocimiento como Conjunto Histórico Artístico. Cada mes de agosto acoge el Festival de Cine de Comedia de Tarazona y el Moncayo Paco Martínez Soria, un evento que congrega en cada edición a lo más granado del cine español. También en agosto se celebra una fiesta singular y de renombre dentro y fuera de nuestras fronteras, el Cipotegato.

Reserva de la Biosfera de Los Argüellos (León)

Este otoño nos regala dos puentes, el del 12 de octubre y el del 2 de noviembre; hoy os traemos una escapada de otoño, la Reserva de la Biosfera de los Argüellos (León), porque hay destinos que se disfrutan más cuando el paisaje se convierte en una paleta de luz y color en la que perderse.

Reserva de la Biosfera de los Argüellos, en LeónLa Reserva de la Biosfera de Los Argüellos, situada en la provincia de León, es conocida por sus cuevas y gargantas, entre las que los bosques aparecen de forma intermitente y colorean el paisaje. La cueva de Valporquero, las hoces de Vegacervera y las hoces de Valdeteja son motivo más que suficiente para acercarse a descubrir una de las siete reservas de la biosfera leonesas. El cuadro lo completan bosques de hayas, de abedules y de robles que se tiñen de forma paulatina de ocre a medida que se acerca el invierno.

En el pueblo de Valporquero, muy cerca de las cuevas a las que da nombre, hay un mirador, la Atalaya, desde el que se tiene una panorámica perfecta del valle situado al norte de las hoces de Vegacervera. Otros pueblos como Lugueros o Villaverde de la Cuerna cuentan con unas vistas privilegiadas.

La zona es ideal para practicar espeleología, barranquismo, escalada, rafting, rappel… El aventurero leonés Jesús Calleja grabó uno de los programas de Desafío Extremo en los Argüellos, descendiendo el río subterráneo de la cueva de Valporquero. Una empresa local, Guheko, participó en el rodaje, pero no es la única establecida en la zona que cuenta con guías expertos para hacer de tu viaje una aventura. Kayak Pico Azul también ofrece un amplio catálogo de actividades adaptadas a cada época del año (desde senderismo a rutas con raquetas de nieve, desde escalada hasta piragüismo).

La Reserva de la Biosfera de los Argüellos es un destino ideal para disfrutar de la naturaleza y de los deportes de aventura en un entorno privilegiado. La variada orografía de la zona ofrece actividades y rutas para toda la familia, pero también desafíos solo al alcance de los viajeros más intrépidos.

Las Bardenas Reales: viaja a otro planeta sin salir de España

Bardenas RealesLas Bardenas Reales es una Reserva de la Biosfera situada al sur de Navarra, en el límite con la provincia de Zaragoza. Se trata de un paisaje singular, modelado durante miles de años por la acción del viento, del agua y, más recientemente, del hombre. El paisaje que hoy contemplamos es resultado de la sedimentación producida durante milenios en el fondo de un mar interior que encontró salida al Mediterráneo (hace unos 10 millones de años); el espesor de los sedimentos se estima en unos cuatro kilómetros, y su composición lo hace especialmente vulnerable a la acción del viento. El resultado es un ecosistema único, con una biodiversidad singular y un innegable magnetismo que atrae por igual a curiosos, a turistas y a cineastas (muy recientemante se han rodado varias escenas de la próxima película de Imanol Arias, ‘Anacleto, agente secreto‘; las Bardenas Reales interpretan al desierto del Gobi en esta ocasión).

Se pueden descubrir las Bardenas Reales en coche, en bicicleta o a pie. La ruta en coche es circular, se circula por una pista limitada a 30 km/h y dura una hora y media a la que hay que sumar las paradas. Es una buena idea llevar los prismáticos, y en el recorrido hay señalizados dos puntos para el avistamiento de aves; en la zona pueden verse águilas reales, alimoches, búhos reales, avutardas, buitres… Personalmente nunca había visto un buitre volando tan cerca, a no más de 20 metros; con los prismáticos al cuello fue como ver un documental.

En cuanto a las pistas para BTT y las rutas a pie, la web del Parque Natural ofrece toda la información necesaria (recorridos autorizados, con descripción detallada); es aconsejable pasar por el centro de información antes de comenzar cualquier ruta en el parque y tener clara la normativa. Pese a ser un espacio protegido, hay un asentamiento militar en la zona y buena parte del terreno está destinado a usos agrícolas y ganaderos.

Panorámica de las Bardenas Reales (Navarra)Se puede encontrar alojamiento para visitar las Bardenas Reales en casi cualquier pueblo de la zona. A solo 25 kilómetros del parque, la localidad de Tudela ofrece todos los servicios.