El Tren del Fin del Mundo

La localidad de Ushuaia, al sur de Argentina, es el punto de partida para conocer el Parque Nacional Tierra de Fuego, una reserva natural con más de 63.000 hectáreas de extensión (aunque apenas 2.000 están abiertas al público).

Hay varias formas de desplazarse desde Ushuaia hasta el Parque; la opción más económica es el autobús, aunque un taxi compartido tiene un precio similar y es más rápido. Hay una tercera alternativa, un medio de transporte más lento que el autobús, más caro que el taxi y más solicitado que ambos: el Tren del Fin del Mundo.

Teniendo en cuenta que buena parte del Parque está clasificado como “reserva estricta”, el Tren del Fin del Mundo ofrece una buena oportunidad de disfrutar del entorno y del viaje, aunque es justo reconocer que buena parte de su encanto reside en su nombre, evocador como pocos.

Queda pendiente hacer una recopilación de “fines del mundo”; se me ocurren, además de Ushuaia, Finisterre o Fisterra (España) y Vladivostok (Rusia). ¿Hay algún otro que deba conocer?

2 comentarios:

  1. MM EL TREN DEL FIN DEL MUNDO ES UNA TREMENDA TURISTADA..Y TE ROBAN EL DINERO…ES UNA PORQUERIA…SOLO HACE UN KILOMETRO DEL LIMITE DEL PARQUE..Y NO VA POR TODO EL PARQUE… LO MAS BELLO DEL PARQUE O MEJOR DICHO UNO DE LOS MEJORES PUNTO ES BAHIA ENSENADA… QUE A MUCHOS NO LO LLEVAN…EL TREN ES UN ROBO Y DEJA MUCHO QUE DESEAR.

  2. Gracias por tu opinión, Daniel 🙂 (aunque preferiría que evitases abusar de las mayúsculas en el futuro)…

No se admiten más comentarios