Shibboleth, en la Tate Modern

Shibboleth” es el título elegido por la escultora colombiana Doris Salcedo para invitar a la reflexión desde la Sala de Turbinas de la Tate Modern Gallery londinense. La obra, definida por la propia autora como un canto contra el racismo, se presenta al visitante en forma de una espectacular grieta de 167 metros de longitud que quiere representar la división del mundo encarnada en nuestros días en forma de racismo.

La aparente simplicidad de Shibboleth esconde también, en palabras de Doris Salcedo, una crítica al mundo del arte:

“El museo y el arte en particular ha jugado, a través de la historia, un papel muy importante en definir un ideal de belleza, igualmente, un ideal estético. Ese ideal está definido de una forma tan estricta, tan restrictiva, que todos los no blancos quedamos por fuera. Entonces, Shibboleth es una crítica al arte, a la historia del arte, al museo y, obviamente, a la sociedad en general.”

Shibboleth es una buena excusa para acercarse a Londres y conocer un poco mejor la Tate Modern Gallery, uno de los museos más importantes de Europa (un dato curioso: el director de la Tate es es valenciano Vicente Todolí).

No se admiten más comentarios