Viajar en coche a Rumanía

Ir a Rumanía en coche es guay. Francia y toda la costa sur, Italia con la parte norte, los campos de cultivos, las casonas, Milán, atravesar las montañas con lagos de Austria y comer gulas en Hungría.

Pero no te atrevas con el coche en Rumania; es una advertencia sincera de un pasajero que ha tenido suerte de sobrevivir en las carreteras rumanas, unas vías nacionales donde no vale alquilar coche porque además de salirte caro, hay límites de velocidad lamentables y muchísimos baches , falta de señales y ninguna disciplina en tráfico. En fin, la España de hace 30 años. 

Y lo que viene después: todo tipo de sobornos que tienes que pagar a los guardias en el caso de exceso de velocidad o cualquier otro exceso que no está señalizado. (¡Ídem para Bulgaria !) Lo más bonito de Rumania tal y como en el caso de Italia es descubrirla en todas sus vías inaccesibles.

Una comparación: Munich – Budapest 684 Km – 6 horas y pico. Desde Arad (ciudad fronteriza) a Sibiu (centro de Transilvania, capital cultural europea 2007) 280 Km – en los mapas aparecen 3 horas y pico pero en realidad son 6 horas atrapados en un trafico de camiones, carrozas, automóviles de chulos y Dacias ruidosos, adelantando por los pelos en la misma senda nacional de dos carriles.

Y en todo ese caos que deja muy bien impresa su fragancia de gasolina en su ropa, se ha adoptado una nueva ley en Rumanía permitiendo matricular más coches provenientes de Alemania, coches de segunda mano. Esta alternativa funciona muy bien y en lugar de alquilar el coche puede comprarlo, matricularlo y después de viajar con él en toda Rumanía, puede revenderlo más o menos por el mismo importe comprado.

No se admiten más comentarios