Librería Dominicana, en Maastricht

La “Librería Dominicana“, perteneciente a la cadena Selexyz, ha abierto sus puertas en la ciudad holandesa de Maastricht. La apertura de una librería no suele ser noticia, aunque en este caso es obligado hablar del edificio elegido para abrir este negocio, una iglesia que perteneció en su día a los Dominicos y con más de 800 años de historia en sus muros. El resultado es verdaderamente espectacular, y pueden verse algunas fotos en The cool hunter (texto en inglés), desde donde traduzco:

Fue siempre un desafío para Merkx y Girod, arquitectos de Amsterdam que diseñaron el interior, mantenerse fieles al carácter y al encanto originales de la Iglesia y conseguir al mismo tiempo una cantidad de espacio comercial interesante (el espacio disponible era una única planta de 750 m2, y había que habilitar 1200 m2 de estanterías). Aprovechando la gran altura del techo, se alcanzaron ambos objetivos construyendo una estructura de acero de varias plantas que alberga la mayoría de libros. Esta estantería gigante, con escaleras y ascensores para llevar a empleados y clientes a los cielos, al techo de la Iglesia.

(Traducción libre y un poco pobre)

La nueva librería ha logrado, como mínimo, atraer la atención de los medios, y quizá se abra así una nueva vía de esperanza para las decenas de monumentos que languidecen por falta de atención… Sea como fuere, la idea no es nueva, y son varias las iglesias que han sufrido remodelaciones de todo tipo: desde viviendas sociales en Patchway, Inglaterra, hasta auditorio en Londres (noticias, en inglés, aquí y aquí).

No se admiten más comentarios