El turismo rural, en la encrucijada

¿Cómo afectará la crisis que vivimos al turismo rural? ¿Estamos ante una amenaza o más bien ante una oportunidad? Durante los últimos días el turismo rural ha sido noticia por distintos motivos, y leyendo entre líneas es posible aventurar cuál puede ser el futuro de una actividad turística en la que predominan las pymes y el autoempleo:

Las cifras de este puente de la Inmaculada permiten una lectura optimista de la situación: la ocupación de las casas rurales ha sido muy elevada pese a una caída en el consumo generalizada, por lo que podemos pensar que el sector se verá beneficiado por la reducción en los presupuestos y la elección de destinos más cercanos (una casa rural cerca de Astorga es, como norma general, más barata que un hotel en Nueva York).

En cualquier caso, y como apunta sur.es, 2009 podría suponer una serie de cierres para aquellas casas rurales que no hayan apostado de forma decidida por vender sus servicios a través de Internet de una forma inteligente; ya no basta con darse de alta en los principales buscadores, es fundamental contar con una página web profesional y buscar nuevas vías de promoción.

En definitiva, con la crisis ha llegado la hora de renovarse o morir para un sector, el del turismo rural, poco profesionalizado aún en determinados aspectos.